Brasil, Uruguay y Argentina por la economía social.

Se realizó el cierre institucional del curso Políticas de Estado para la Economía Social y el Desarrollo Local, dictado desde abril de este año. En esta oportunidad, la convocatoria del Departamento de Economía Social, Asociativismo y Desarrollo Local del MPA, conjuntamente con la Fundación CIESO, presentó un importante panel con expositores de Brasil, Uruguay y Argentina. El mismo fue integrado por el Presidente del MPA, Dr. Carlos Brown, el Ing. Paulo Roberto da Silva, representante del gobierno de Luiz ¨Lula¨ da Silva, el Esc. Danilo Gutierrez, representante del gobierno de José “Pepe” Mujica, el Dr. Héctor Polino, ex Secretario de Acción Cooperativa del gobierno de Raúl Alfonsin y el Dr. Mario César Elgue, ex Presidente del IPAC y del INAES y Director del departamento y de la Delegación Buenos Aires del CIESO.

En primera instancia, el Dr. Carlos Brown dio la bienvenida a los panelistas e hizo un balance del origen y desenvolvimiento del MPA y de la creación del Departamento Académico, el Departamento Productivo y el Departamento de Economía Social, Asociativismo y Desarrollo Local, los cuales vienen desarrollando una intensa actividad, cuyo ciclo culminará, por este año, el 14 de diciembre con importantes panelistas y entidades amigas.

Paulo Roberto Da Silva comenzó su exposición comentando que hay en el Brasil actual un debate intenso sobre qué incluye el concepto de economía social ya que, por un lado, integra a las grandes cooperativas y otras formas asociativas consolidadas y, por el otro, a los nuevos emprendimientos emergentes de economía solidaria y/o popular.

Se refirió a que actualmente existen 12 reparticiones públicas que promueven a la economía social, vinculados al desarrollo local y a la interrelación entre municipios.

Mencionó que dentro de las políticas públicas de Lula se promovieron las ferias, el comercio justo y solidario, los fondos rotativos, los fondos comunitarios con monedas sociales y un programa de formador de formadores, incubadoras públicas y centros de capacitación.

En otros tramos, enfatizó que la recientemente electa presidente Dilma Rousseff tiene una firme postura de apoyo a una Ley de Economía Social y la creación de un nuevo Ministerio de pymes de la Economía Social que aglutine a todos los organismos públicos hoy existentes.

Danilo Gutiérrez, Director Ejecutivo del nuevo Instituto Nacional de Cooperativas (INACOOP), historió el posicionamiento público del cooperativismo uruguayo, que se encontraba disperso hasta 1991, en el cual se creó la Comisión Honoraria del Cooperativismo, dependiente de la Presidencia de la Nación. A partir del 2008, la sanción de la Ley Nacional de Cooperativas dio un avance muy relevante: se creó el Registro Nacional de Cooperativas y se unificó en la Auditoria Interna de la Nación, el contralor, mediante una división especial.

La creación de INACOOP constituye un hito significativo, en la medida que se trata de un ente público no estatal, que se regula por el derecho privado, contando con un Directorio, con participación pública y privada, un Director Ejecutivo y un Consejo Consultivo.

A su vez, Gutiérrez se refirió a las políticas públicas de promoción, marcando la necesidad de coordinar acciones con el resto de los ministerios y la realización de convenios de cooperación con CUDECOOP y otras organizaciones afines. Asimismo, anticipó que se están creando Mesas Departamentales de cooperativas ya que la nación hermana no cuenta con Órganos Locales Competentes.

Héctor Polino aludió a lo realizado durante su gestión como Secretario de Acción Cooperativa y como legislador. Señaló la prioridad dada en ese período a la educación cooperativa, sustentada, entre otras normas, en la ley 23.427 del Fondo de Educación y Promoción. También rescató su labor como legislador en cuanto al logro de la sanción por unanimidad de la ley de Cajas de Crédito Cooperativas, aunque precisó que la reglamentación del Banco Central ha impedido prácticamente su implementación.

Puso el acento en la importancia de que cooperativistas y mutualistas se interrelacionen más profundamente, considerando que ello sería factible a través de la presencia activa en los medios de comunicación, habiéndose superado las principales restricciones que imponía la ley de la dictadura a las organizaciones no lucrativas.

Comentó que sería básico que se cumpla con las leyes existentes referidas al sector y que el Estado no se erija en obstáculo para el desenvolvimiento de estas entidades que surgen de las entrañas del pueblo. En esta dirección, recordó la necesidad de la aplicación de la Ley Illia del año 1964, que determina la enseñanza obligatoria del cooperativismo y mutualismo en todos los niveles de la educación formal y que ahora esta prevista en el Art. 90 de la Ley Nacional de Educación.

Mario César Elgue planteo su coincidencia con los anteriores expositores, indicando que además deberían existir políticas públicas de Estado para promover a la economía social y el desarrollo regional, citando como ejemplo las políticas desarrolladas en el IPAC durante la gobernación del Dr. Eduardo Duhalde, 1992-99. Entre ellas, enumeró los créditos a tasas subsidiadas con fondos de garantía, en cuya instrumentación no era el órgano cooperativo quien efectuaba los préstamos sino el Banco de la Provincia de Buenos Aires, evitando así desvíos irregulares y/o burocratización. También hizo referencia a la asistencia técnica y financiera a los jóvenes organizados en forma asociativa, a la capacitación a docentes y a los trabajos interdisciplinarios con universidades y al fomento de los consorcios y corredores regionales productivos.

La existencia del Departamento Economía Social, Asociativismo y Desarrollo Local en un ámbito político no partidario como el MPA constituye un hecho sumamente auspicioso, afirmó Elgue. Rescató el curso académico, realizado en conjunto con la Fundación CIESO, con el auspicio de ADE y la Cátedra Emilio Perida de la UCES, explicitando el valor agregado de articular a las organizaciones de la economía social insertas en las economías regionales y locales e interactuando con pymes y empresas regionales y empresas nacionales.

Subrayó la importancia de los consensos logrados alrededor de lineamientos para una política de Estado, al cual adhirieron altos dirigentes del sector y que fuera entregado al Dr. Eduardo Duhalde, como precandidato presidenciable. En este sentido, dejó constancia que se ha pedido audiencia a todos los precandidatos presidenciables para entregar dicha acta-acuerdo.

Para finalizar, reitero la necesidad de que las cooperativas, las mutuales y las pymes sean parte de un gran acuerdo de unidad nacional y popular, con el objetivo de lograr una sociedad más democrática, con seguridad ciudadana, con mas equidad en la distribución del ingreso, un genuino federalismo y una democracia participativa que promueva una economía mixta, en la cual coexistan un Estado presente, el empresariado privado convencional, las organizaciones de la economía solidaria y las empresas de la economía social.

Compártelo:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Blogplay
  • Add to favorites
  • blogmarks
  • email
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Twitter
  • Yahoo! Bookmarks
Guarda el enlace permanente. Publica un comentario

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Boletín del CIESO

Si desea estar informado de todas nuestras actividades, suscríbase a nuestro boletín
Nombre
Email
  • Tags


  • 0
    Páginas
    Vistas
    Powered By Google Analytics