Compromiso cooperativista, por Pedro Aguer.

Tema sumamente importante en nuestro tiempo. Porque se lo ignora o porque se lo olvida.

“ANTES QUE COOPERATIVAS, COOPERATIVISTAS”. Lo advertía Don José María  Arizmendiarrieta. Con cuánta autoridad. Su experiencia había trascendido el País Vasco, abarcando gran parte de España. Mondragón hoy sigue ocupando el lugar más destacado en el mundo del cooperativismo, por sus realizaciones y por la coherencia en cuanto a la autogestión integradora.

Ser cooperativista requiere un alto compromiso con la solidaridad. Sobre todo en los puestos de conducción. Ya se trate de los que corresponden a la administración de la empresa cooperativa como a su gobierno.

Los cargos de gobierno son electivos: Consejo de Administración, sindicatura y los asamblearios. Los administrativos son por selección y designación.

Quienes conducen una cooperativa deben saber, sin lugar a equívoco, que los asociados son los dueños de la misma.

Queremos hacer hincapié en esto porque con la práctica cotidiana, en el transcurso del tiempo, pareciera que esta noción elemental es olvidada.

Se desarrollan en consecuencia vicios difíciles de corregir. Los miembros de Consejo se adueñan de ciertos privilegios, y el personal jerarquizado adquiere una autoridad que sobrepasa los límites, y ambos promueven inexorablemente un deterioro en la marcha normal de la institución.

Se acompaña tal situación con excesos en el gobierno, en la administración y en el manejo de los excedentes, muchas veces en gastos innecesarios, en sueldos que no condicen con la realidad en la que se desenvuelve la cooperativa.

Todos los excesos en las remuneraciones se convierten injustificables, mucho más que los salarios insuficientes. Además en obscenos y vergonzantes.

En las cooperativas lo que se distribuye es el excedente, el que puede ser capitalizado, si una vez analizado el balance, supera el próximo presupuesto el logro del ejercicio económico de la empresa. En las cooperativas de trabajo directamente no existe el salario sino distribución de excedentes, lo que se hace mediante adelantos respecto de lo que se recauda semanal, quincenal, mensualmente…

Los cargos del Consejo de Administración, sindicatura y otros vinculados, pueden recibir retribución por el trabajo personal, en relación al lucro cesante, por ejemplo, lo cual debe ser aprobado por asamblea y está contemplado por la ley de Cooperativas 20.337, en su Art. 67.

Ello implica un alto nivel de prudencia, austeridad, transparencia y una gran responsabilidad. La suerte de la cooperativa lo será en función de todos los asociados.

Los Principios Universales de la Cooperación, deben ser observados con mucha vocación de servicio y con desprendimiento personal. De esta particularidad corresponde que tomen conciencia los miembros de la cooperativa, empezando por estudiar el contenido del Estatuto Social. En consecuencia adquiriendo la disposición de lo que representa uno para todos, todos para uno. El dirigente debe ser ejemplo.

El espíritu cooperativo debe inspirar y obligar a realizar la acción cooperativa, como una propuesta personal en defensa de los intereses generales, para poder adquirir artículos de consumo y servicios, producir mejor colocar ventajosamente lo producido, procurar mejores fuentes de trabajo, siempre con elevadas normas éticas, doctrinarias y dentro de la legalidad.

Nada más ajeno al compromiso cooperativista que no evitar lo desprovisto de realismo operativo, pues se debe encarar la vida diaria; como no vincular el esfuerzo colectivo interno a la defensa de los intereses de la comunidad.

Compártelo:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Blogplay
  • Add to favorites
  • blogmarks
  • email
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Twitter
  • Yahoo! Bookmarks
Guarda el enlace permanente. Publica un comentario

Un Comentario

  1. Roger Ortiz Mercado
    Publicado: 29 abril, 2013 a las 23:10 | Permalink

    Un artículo muy lúcido. A partir del concepto medular:” ANTES QUE COOPERATIVAS, COOPERATIVISTAS”. Lo advertía Don José María Arizmendiarrieta” realiza una pedagogia de la acción cooperativa de mucho valor pedagógico.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Boletín del CIESO

Si desea estar informado de todas nuestras actividades, suscríbase a nuestro boletín
Nombre
Email
  • Tags


  • 0
    Páginas
    Vistas
    Powered By Google Analytics