Con eje en el valor agregado y social, una cooperativa le cambió la vida a un pueblo cordobés.

Para un pueblo como Devoto (norte de Córdoba, 6.000 habitantes), una cooperativa es mucho más que lo que produce y vende. Es empleo (trabajan unas 500 personas), pero también el club, servicios públicos como agua, televisión por cable, internet, una guardería, hotelería y, por supuesto, servicios agropecuarios y de producción de alimentos. El valor que agregan es económico, pero también social.

La historia de Capyc está íntimamente ligada al deseo y los sueños de Domingo “Mingo” Benso, creador y director general del Grupo Cooperativo Devoto. “En mi época de estudiante, nuestro pueblo venía de ciertos inconvenientes, no había progresado como otros que yo había tenido oportunidad de conocer cuando visitaba los pueblos y ciudades de mis compañeros. Por otro lado, Sancor, que en algún momento había dado empleo a casi 500 personas, se había empezado a automatizar y empleaba a la mitad. Todo eso me llevó a buscar una oportunidad en el mutualismo y el cooperativismo”, resumió Benso en diálogo con Clarín Rural.

Actualmente, el Grupo de la Cooperativa emplea a 508 personas más 150 promotores y unos 100 productores entre los que hay 37 tamberos y agricultores. Durante un tiempo, hasta hace un par de años, Devoto fue un pueblo sin desempleo. “Actualmente no, porque Sancor pasó de 200 a 70 empleados y porque se frenó la autopista que se estaba haciendo de San Francisco a Córdoba y dejó 40 personas sin empleo”, lamentó Benso.

La cooperativa agropecuaria forma parte de la mutual, al igual que la cooperativa de servicios públicos, una asociación civil (el club), una fundación, una cooperativa de trabajo que lleva adelante una fábrica de ropa deportiva, un recuperado de polietileno de silobolsas con las que hacen bolsas y atienden un hotel, y una cooperativa para discapacitados, entre otras cosas. Leer Más »

Dejar un comentario

CHARLA POR ZOOM: EL CASO DE LAS MUTUALES Y LAS COOPERATIVAS ELÉCTRICAS Y AGROPECUARIAS.

Compartimos algunas imágenes del ciclo de charlas por zoom que inauguramos el día de ayer: LA SALIDA DE LA POSPANDEMIA EN CLAVE DE ECONOMÍA SOCIAL.

En la primera charla, el eje se centró en: EL CASO DE LAS MUTUALES Y LAS COOPERATIVAS ELÉCTRICAS Y AGROPECUARIAS.

Destacamos la presencia de los siguientes expositores:

ARIEL GUARCO, Presidente de la Alianza Cooperativa Internacional. Presidente de Cooperar, Fedecoba y de la Cooperativa Eléctrica de Coronel Pringles.

MIGUEL OLAVIAGA, titular del Grupo GESTA (Grupo de Empresas de Trabajo Asociado).

ELBIO LAUCIRICA, Síndico la Cooperativa Agrícola Ganadera de Rauch, Consejero de CONINAGRO en el INTA e integra el Consejo Cooperativo de la Provincia de Buenos Aires.

ÁNGEL ECHARREN, Vicepresidente de FEDECOBA, Secretario de CONAICE, integrante del Consejo Cooperativo de la Provincia de Buenos Aires.

Moderador: MARIO ELGUE, ex Presidente del INAES y del IPAC (Bs. As.), Presidente de la Fundación CIESO Delegación C.A.B.A. y Buenos Aires.

También contamos con la participación de RODOLFO ZOPPI, Presidente de la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo.

Muchas gracias a quienes nos acompañaron con su presencia virtual

Dejar un comentario

CICLO DE CHARLAS: La salida de la pospandemia en clave de Economía Social. MIÉRCOLES 5 DE AGOSTO, 18.30 HS, PLATAFORMA ZOOM

Los invitamos al CICLO DE CHARLAS: La salida de la pospandemia en clave de Economía Social. Comenzaremos con la charla: EL CASO DE LAS MUTUALES Y LAS COOPERATIVAS ELÉCTRICAS Y AGROPECUARIAS.
Exponen:
MIGUEL OLAVIAGA, titular del Grupo GESTA.
ELBIO LAUCIRICA, Síndico la Cooperativa Agrícola Ganadera de Rauch, Consejero de CONINAGRO consejero en  del INTA e integra el Consejo Cooperativo de la Prov de Bs As.
ÁNGEL ETCHARREN, Vicepresidente de FEDECOBA, Secretario de CONAICE, integrante del Consejo Cooperativo de la Prov. de Bs As.
Modera: MARIO ELGUE, ex Presidente del INAES y del IPAC (Bs. As.), Presidente de Fundación CIESO Delegación C.A.B.A. y Buenos Aires.
CUPOS LIMITADOS.
CONFIRMAR ASISTENCIA PARA ENVIARLES EL ID DE LA REUNIÓN.
Dejar un comentario

LA ECONOMÍA SOCIAL Y LO QUE VENDRÁ. Por Mario Elgue.

Las estructuras públicas han acompañado experiencias exitosas vinculadas a la economía social. Estos emprendimientos -que representan aproximadamente un 10% del PIB, nucleando a más del 30 % de la población- también integran a diversas pymes del interior.
Una muestra de ello son las mutuales multi-activas, las cooperativas de servicios públicos y las agroalimentarias que -en la pandemia- demostraron su capacidad de adaptación.
Si -en la pos-pandemia- se avanza hacia un cambio profundo, hacia “otro mundo”, que priorice la movilidad social ascendente, la producción y el trabajo genuinos y el respeto por el medio ambiente, estas entidades (de propiedad conjunta y gestión autogestionaria) podrán potenciar la cultura del esfuerzo propio y de la ayuda mutua, la participación democrática y la equidad distributiva.
Dejar un comentario

POST-PANDEMIA Y ECONOMÍA SOCIAL. Por Mario Elgue (*).

La economía social integra a los trabajadores y a las capas más postergadas pero también a las pymes y a las clases medias que -como en las cooperativas de obras y servicios públicos y en las cooperativas de los productores agroalimentarios- se organizan bajo sus valores y principios.

Estas organizaciones –en las cuales coexiste una asociación de personas y una empresa de propiedad conjunta- vienen exhibiendo su gran peso territorial y su capacidad de readaptación, haciendo valer su identidad solidaria ante la pandemia: desde cooperativas y mutuales que fabrican insumos sanitarios, pasando por otras que promueven consumos responsables y las de una impronta tecnológica que contribuyen a la autoevaluación frente al virus, a la par que fabrican alcohol etílico. Asimismo se han materializado donaciones de cooperativas agrícolas, destinadas a adquirir respiradores y cooperativas de servicios públicos que han fortalecido sus áreas sociales que, en algunos casos, incluyen ambulancias de terapia intensiva.

Al mismo tiempo, se impone estimular el accionar de los movimientos sociales (en particular por su llegada a los barrios populares, lo que se hace más difícil para la burocracia gubernamental), sin que ello implique que esta economía popular cristalice actividades de pobres para pobres. Pero es preciso cobrar conciencia de que estas producciones autogestionarias de cooperativas de trabajo generarán una alternativa superadora en la medida que no se las fuerce ni sean cooptadas por manejos clientelares.

Se requiere que el sector público y la economía social fundacional (las cooperativasde servicios públicos, las agroalimentarias de las regiones y las mutuales multi-activas), a través de padrinazgos, les den permanencia a equipos interdisciplinarios que salgan a campo a hacer efectivas tutorías y financiamientos específicos. Y esto es sustancial porque, en general, la banca no considera sujetos de crédito a estas nacientes cooperativas de trabajo y es por ello que hay que idear instancias crediticias ad hoc que las incluyan: fondos no bancarios, tasas con un plus de bonificación, fondos de garantía y fideicomisos, entre otros. Leer Más »

Dejar un comentario

Boletín del CIESO

Si desea estar informado de todas nuestras actividades, suscríbase a nuestro boletín
[contact-form 404 "Not Found"]
  • Tags


  • 0
    Páginas
    Vistas
    Powered By Google Analytics